Árboles singulares de la comarca de Guadarrama

Pinos de la Pinosilla

Especie
Pinus sylvestris
Paraje
Pradera de la Pinosilla
Coordenadas
Latitud: 40° 41´ 07´´ N / 40° 41´ 07´´ N
Latitud: 04° 08´ 57´´ O / 04° 08´ 57´´ O
Altitud
1475
Perímetro normal
3,65 / 3,50
Altura
19,50 / 23,50
Diámetro de la copa
N-S: 13,2 / E-O:19,9 - N-S: 14,0 / E-O:12,1
Edad
233 años
Motivo de singularidad
Dimensiones
Grado de singularidad
Alta
Forma de acceso
A pie
Pino de la pinosilla

1/4

Pino de la pinosilla

2/4

Pino de la pinosilla

3/4

Pino de la pinosilla

4/4

Incluidos en el Catálogo de Árboles Singulares de la Comunidad de Madrid, se encuentran entre los de mayores dimensiones de esta especie

Descripción

El pino silvestre es una de las especies arbóreas más abundante en toda la sierra de Madrid. En su mayor parte se presenta de forma natural aunque en algunos lugares ha sido favorecido mediante repoblaciones. Lo más característico de esta especie es el color anaranjado de su corteza y sus piñas de pequeño tamaño. Los pinos de la Pinosilla son ejemplares monumentales considerados entre los de mayores dimensiones dentro del territorio madrileño. Su cercanía a la fuente de la Pinosilla y el lugar en donde crecen, con gran abundancia de agua, humedad, suelo profundo y sin competencia de otros ejemplares, ha favorecido unos crecimientos mayores a los que encontramos en esta zona. Estos árboles han sido respetados durante más de 200 años por proporcionar abrigo y sombra al ganado y a los caminantes que han descansado bajo sus copas

Curiosidades

Incluidos en el Catálogo de Árboles Singulares de la Comunidad de Madrid, se constituyen como los de mayores dimensiones de esta especie junto con el pino silvestre de la Sierra del Francés en Manzanares el Real (4.30 m de perímetro) y el pino de la pradera de Navalusilla en Navacerrada (4.10 m de perímetro)

Con motivo de su inclusión en el catálogo, se realizaron estudios de su edad mediante la extracción de una pequeña muestra de madera con barrena de Pressler. Este método permite determinar la edad de los árboles mediante el conteo de los anillos de crecimiento. Así, la edad actual de estos árboles se sitúa en los 234 años.